sábado, 13 de noviembre de 2010

EL HOMBRE- insuflar la pintura-RETRATO DEL BICENTENARIO LISTO


--------------------------------CATORCEAVA CAPA SELLADA--------------------------------
"Durante un tiempo la Crítica acompaña a la Obra, luego la Crítica se desvanece y son los Espectadores* quienes la acompañan. El viaje puede ser largo o corto. Luego los Espectadores mueren uno por uno y la Obra sigue sola, aunque la Crítica y otros Espectadores poco a poco vayan acompañándose a su singladura. Luego la Crítica muere otra vez y los Espectadores mueren otra vez y sobre esa huella de huesos sigue la Obra su viaje hacia la soledad. Acercarse a ella, navegar a su estela es señal inequívoca de muerte segura, pero otra Crítica y otros Espectadores se le acercan incansables e implacables y el tiempo y la velocidad los devoran. Finalmente la Obra viaja irremediablemente sola en la Inmensidad. Y un día la Obra muere, como mueren todas las cosas, como se extinguirá el Sol y la Tierra, el Sistema Solar y la Galaxia y la más recóndita memoria de los hombres(...)"
Roberto Bolaño, Los Detectives Salvajes
*cambié la palabra Lectores por Espectadores

1 comentario:

Habitart Muebles dijo...

nunca había echo esa reflexión , se que la obra al darle tu ultima pincelada , deja de ser de ti , y emprende un camino por si misma , que la lleva en un viaje sinuoso , de rincón en rincón , asta ser guardada , perdida o destruida...la obra es como un hijo, que luego de los años de haberla dejada perdida , la reconocerías de inmediato si te cruzas con ella , tenlo por seguro